Caen solicitudes de subsidios por desempleo en EEUU, aumenta déficit comercial

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó más a lo esperado la semana pasada, en un impulso para el panorama del mercado laboral y la economía en su conjunto.

Otro dato publicado el jueves mostró un debilitamiento de las exportaciones en diciembre, que si continúa en enero podría significar un lastre sobre el crecimiento en el primer trimestre después de que ayudó a la economía en los últimos tres meses del 2013.

"La tendencia económica subyacente aún es positiva", comentó Craig Dismuke, estratega económico jefe de Vining Sparks en Memphis.

Los pedidos iniciales de beneficios por desempleo cayeron en 20.000 a una cifra desestacionalizada de 331.000, dijo el Departamento del Trabajo.

Eso fue menos a la expectativa de los economistas de una baja a 335.000 en la semana que terminó el 1 de febrero.

El dato no tiene incidencia en el informe de empleo de enero, que será publicado el viernes, debido a que cae fuera del período del sondeo de nóminas no agrícolas. Aún así, es un buen augurio para el mercado laboral.

El dólar amplió sus ganancias frente al euro y operaba con pocos cambios frente al yen tras la divulgación del dato, mientras que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron y los futuros de las acciones subieron.

Se prevé que las contrataciones se hayan acelerado en enero tras permanecer contenidas debido a un clima inusualmente frío el mes anterior.

Las nóminas no agrícolas probablemente aumentaron en 185.000 el mes pasado, más que la débil cifra de 74.000 de diciembre, según un sondeo de Reuters entre economistas.

Se prevé que la tasa de desempleo se haya mantenido sin cambios en un 6,7 por ciento, el nivel más bajo en cinco años.

En un informe separado, el Departamento de Comercio dijo que el déficit comercial aumentó un 12 por ciento en diciembre, a 38.700 millones de dólares, en la medida en que las exportaciones registraron su mayor declive desde octubre del 2012.

Ajustada por inflación, la brecha comercial subió a 49.500 millones de dólares en diciembre desde 45.000 millones de dólares el mes previo.

PRODUCTIVIDAD Y COSTOS LABORALES

En su primera estimación del PIB del cuarto trimestre la semana pasada, el Gobierno citó al comercio como uno de los contribuyentes clave para el ritmo de crecimiento anual de un 3,2 por ciento de la economía durante el período.

Existen dudas de que el robusto crecimiento de las exportaciones pueda ser sostenido a la luz de una desaceleración en mercados como China. La caída en las exportaciones de diciembre podría respaldar esa visión.

En diciembre, las exportaciones bajaron un 1,8 por ciento, a 191.300 millones de dólares. Sin embargo, las ventas de petróleo al exterior alcanzaron un máximo nivel récord en el mes.

Las importaciones, en tanto, subieron un 0,3 por ciento, a 230.000 millones de dólares en diciembre.

En un tercer informe, el Departamento del Trabajo informó que la productividad de las empresas subió a una tasa anual del 3,2 por ciento, después de subir un 3,6 por ciento en el tercer trimestre.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban que la productividad, que mide la producción por hora por trabajador, había subido a una tasa del 2,5 por ciento en los últimos tres meses del 2013.

Aún así, la tendencia subyacente permanece débil, con un incremento de la productividad de un 1,7 por ciento en comparación con el mismo período del 2012.

Para todo el 2013, la productividad aumentó un 0,6 por ciento, el menor incremento desde el 2011 y que se compara con un avance del 1,5 por ciento en el 2012.

Los costos laborales unitarios -una medición del costo vinculado al trabajo para cualquier unidad dada de producción- cayeron a una tasa del 1,6 por ciento en el cuarto trimestre, lo que mostró débiles presiones inflacionarias en la economía vinculadas a la inflación.

Los costos laborales unitarios bajaron a una tasa del 2,0 por ciento en el tercer trimestre.

Economistas consultados por Reuters esperaban que los costos laborales unitarios bajaran a una tasa del 0,5 por ciento en el cuarto trimestre.

En la comparación interanual, cayeron un 1,3 por ciento.

En el 2013, los costos laborales unitarios subieron un 1,0 por ciento, la lectura más débil desde el 2010.

(Reporte adicional de Richard Leong en Nueva York. Traducido por Patricio Abusleme)

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK