El periodista chino detenido admite en TV estatal haber aceptado sobornos

PEKÍN (Reuters) - Un periodista chino arrestado la semana pasada acusado de haber difamado a una constructora estatal confesó el sábado en la televisión pública haber admitido sobornos para fabricar noticias, a pesar del clamor desatado por su detención.

La larga explicación de Chen Yongzhou contando cómo inventó noticias negativas sobre la empresa de Changsha Zoomlion Heavy Industry Science and Technology es la última confesión televisada de sospechosos en casos de gran relevancia pública o muy politizados.

"Estoy dispuesto a admitir mi culpa y arrepentirme", dijo, sentado y esposado ante unos agentes, en el noticiero matinal de la estatal CCTV. "En este caso, he causado daños a Zoomlion, que era el sujeto, y también a todo el sector de medios de comunicación y a su capacidad para conseguir la confianza del público".

New Express, el tabloide con apoyo público para el que trabajaba, publicó la semana pasada en dos portadas una súplica a la policía para que lo dejara en libertad, una decisión atrevida y poco habitual que recibió amplia atención y apoyo del público. En la página web del periódico el sábado por la mañana no aparecía la confesión de Chen.

Activistas en defensa de los derechos humanos afirman que las confesiones publicas en China suelen ser forzadas y que violan el derecho del acusado a un juicio justo.

El arresto de Chen, que coincide con nuevas restricciones sobre los periodistas, los abogados y los internautas, ha atraído la atención sobre el papel de los informantes mientras los dirigentes chinos tratan de luchar contra la corrupción.

El periodista publicó que Zoomlion llevó a cabo fraudes en las ventas, prácticas empresariales dudosas y tácticas de relaciones públicas negras, acusaciones negadas por la empresa. Chen dijo en la confesión que no escribió los artículos, sino que un tercero se los dio y le pagó para publicarlos.

CCTV dijo que los sobornos oscilaron entre miles y decenas de miles de yuan, aunque no dijo quién lo sobornó. Un empleado de A Zoomlion había acusado públicamente a la competencia en su localidad, Sany Group de colocar estas historias, algo negado por Sany.

Chen también fue pagado para visitar a los reguladores de la industria en Pekín y Hong Kong y contarles sobre las prácticas empresariales de Zoomlion, según CCTV. La Comisión Reguladora del Mercado Chino dijo no haber hallado pruebas de que Zoomlion falsificara las ventas o su información financiera, dijo la televisión pública.

La fuerte competencia entre Sany y Zoomlion, que llega en un momento de desaceleración para el fabricante de equipos de construcción, ha sido fea en ocasiones, y ambas se han acusado de espionaje corporativo. El presidente de Sany dijo a un periodista local este mismo año que Zoomlion estuvo implicada en el secuestro de su hijo, lo cual fue negado por esta.

(Información de Megha Rajagopalan; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)

Cargando...