Fidel, a Benedicto XVI: "¿Qué hace un papa?"

LA HABANA.- "¿Qué hace un papa?" En el encuentro que finalmente tuvieron ayer Benedicto XVI y Fidel Castro, el "líder máximo" de la Revolución bombardeó a preguntas al líder de la Iglesia Católica, según contó el vocero del Vaticano, el padre Federico Lombardi.

En las imágenes difundidas inmediatamente después del encuentro, llamó la atención el aspecto del líder cubano, que estaba muy desmejorado y envejecido respecto de sus anteriores apariciones públicas. La última vez que se lo vio fue el 4 de febrero, durante la presentación de su autobiografía.

Ayer, en una suerte de "entrevista al Papa", Fidel al principio quiso saber más sobre los cambios que hubo en al liturgia de las misas desde que él era joven. Educado por los jesuitas, Fidel Castro -que ayer vestía ropa deportiva negra, camisa a cuadros y bufanda- siempre estuvo interesado en la religión, más allá de que prácticamente la prohibió al proclamar la victoria de la Revolución y una república socialista y atea hace 53 años.

Su pregunta, entonces, fue reveladora: "¿Qué hace un papa?"

"El Santo Padre le explicó que está al servicio de los pueblos que visita en los diversos viajes y al servicio de la Iglesia Universal", relató Lombardi.

Fidel y el Papa departieron también sobre los problemas que se ciernen sobre la humanidad, como la crisis ecológica y cultural, y sobre la incapacidad de la ciencia para dar respuesta a todos los retos del futuro. Entonces, el Pontífice le habló del drama de la ausencia de Dios, "fundamental para la lectura de la vida".

"Al final, Fidel le pidió al Papa que le mandara uno de sus libros, pero cuando le pregunté al Santo Padre si ya decidió cuál de todos, me dijo que aún lo tenía que decidir", dijo Lombardi.

El diálogo, "muy cordial y animado", duró unos 30 minutos. Y el primer tema que tocaron fue el de la edad: Benedicto XVI cumplirá 85 años el 16 de abril y Fidel, 86, el 13 de agosto.

"Sí, soy anciano, pero todavía puedo cumplir mi deber", le dijo Benedicto XVI a Fidel, alejado del poder por una grave enfermedad intestinal desde 2006. El comandante estuvo acompañado en su encuentro con el Papa por su esposa, Dalia Soto del Valle, y dos de sus hijos, Alex y Antonio.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK